miércoles, 19 de agosto de 2015

EL LIBRO DE VISITAS DESAPARECE (Ley 23/2015, de 21 de julio, Ordenadora del Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social)

El día 23 de julio de 2015 ha entrado en vigor la Ley 23/2015, de 21 de julio, Ordenadora del Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que entre otras cosas suprime la obligación de habilitar y tener el tradicional libro de visitas en cada centro de trabajo.

El artículo 21.6 de la mencionada Ley establece:
“Los funcionarios actuantes extenderán diligencia por escrito de cada actuación que realicen con ocasión de las visitas a los centros de trabajo o de las comprobaciones efectuadas mediante comparecencia del sujeto inspeccionado en dependencias públicas.
Mediante Orden del titular del Ministerio de Empleo y Seguridad Social se determinarán los hechos y actos que deban incorporarse a las diligencias, su formato y su remisión a los sujetos inspeccionados, teniendo en cuenta que, en lo posible, se utilizarán medios electrónicos y que no se impondrán obligaciones a los interesados para adquirir o diligenciar cualquier clase de libros o formularios para la realización de dichas diligencias”

En consecuencia, los inspectores de trabajo utilizarán sus propios impresos o formularios para dejar las diligencias o anotaciones en cada visita que realicen.  En tal caso, la empresa estará obligada a guardar y custodiar dichos formularios.
No obstante, en el caso de la empresa que cuente con Libro de Visitas, las diligencias se seguirán practicando en los mismos, por lo que deberían mantenerse a disposición de los funcionarios actuantes.

(Fuente:  Inspección de Trabajo y Seguridad Social)

miércoles, 19 de octubre de 2011

LA INSPECCIÓN TÉCNICA DE EDIFICIOS SERÁ OBLIGATORIA EN LOS MUNICIPIOS DE MÁS DE 25.000 HABITANTES


Con la aprobación y publicación del Real Decreto-Ley 8/2011, el Gobierno establece que los edificios con una antigüedad superior a 50 años,  destinados preferentemente a uso residencial y situados en municipios con una población superior a 25.000 habitantes, deberán ser objeto en función de su antigüedad, de una inspección técnica periódica que asegure su buen estado y debida conservación, y que cumpla, como mínimo, los siguientes requisitos:

  1. Evaluar la adecuación de estos inmuebles a las condiciones legalmente exigibles de seguridad, salubridad, accesibilidad y ornato.
  2. Determinar las obras y trabajos de conservación que se requieran para mantener los inmuebles en el estado legalmente exigible, y el tiempo señalado al efecto.

Por otra parte, a partir de este Real Decreto las Comunidades Autónomas regularán la forma, plazos y condiciones en que se realizará la inspección técnica de edificios, y posteriormente los municipios podrán establecer sus propias actuaciones en el marco de los mínimos estatales y autonómicos.


Por último, antes del finalizar el año 2015 deberán haberse sometido a la inspección técnica, todos los edificios cuya antigüedad sea superior a 50 años en el momento de entrada en vigor del Real Decreto-ley (8 de julio de 2011), en todos los municipios con población superior a 25.000 habitantes.